“La luna llena sobre Barcelona”

Escuchando Yann Tiersen una mañana de domingo, pienso que últimamente en este blog solo hablo de las cosas que hago. Esta bien, es su función también comunicar sobre aquello, pero hoy toca el día de hablar sobre esta maravillosa ciudad en cual regresé feliz, la preciosa BARCELONA.

Nos regala tantas cosas por hacer que ya no sé por donde empezar… pero vamos a quedar en el tema central que ocupa mi mente día y noche, el cine. En un espacio de 1 semana exactamente ocurrieron:

– el festival BARCELONA VISUAL SOUND: charlas sobre la narración visual y sonora, performances, concursos y nitmetrage. Una “nitmetrage” es una noche= un corto, y “tú la gabacha con tu acento serías bien en el papel”. Dale camarada, ¡esta nit soy actriz!

– una sesión de spooky cinema en Gracia, desconocido por mi parte. El spooky cinema es básicamente un cine que habla de cosas asquerosas, imitando un poco las tramas de malas pelis de horror al nivel de la tensión. Es un cine que no tiene limites en cuanto al guión para ser concreto y en apoyandome en lo que vimos si un tío quiere enamorarse de un gusano, no pasa nada, que lo haga, además con una estética de los años 70, vale la pena mirar, no porque es un cinema de calidad, que la actuación es fantástica y la historia palpitante, pero porque es sencillamente chistoso y es tan absurdo que te reyes sin parrar. Además a la tercera peli solo quedan unos fans que hacen totalmente inútil la presencia de subtítulos, los comentarios les hacen ellos, “toma una Estrella regalada por la casa”.

– la muestra de Petit Format Cinematogràfic. Esto fue claramente mi “coup de coeur”. La muestra solo duró un día pero brindó muchas cosas apasionantes. Primero la exposición de aparatos de digamos el siglo, el milenario pasados, los que permetieron el desarrollo de Cinema amateur: las cameras 8mm, 9,5mm, 16 mmn, sus proyectores…

Como soy una “preguntona” pues la visita fue guiada…¡fantástico! Los colecionistas de Barcelona y sus alrededores son verdaderas enciclopedias. ¡Abre la tapa, gravamos y deje que nos llenamos de todas estas palabras! Suenan dulces al oido, el super 8… “si en 1963 ¿no?” .. “no, en 1965”

Luego de esto dan unas sesiones de proyecciones: películas antiguas, películas gravadas en super 8 pero realizadas últimamente, y el todo se termina con un concierto bien bonito. Las narraciones visuales son por la mayoría muy innovadoras, a veces un poco agresivas, pero apasionantes.

Es muy fuerte de vivir esto cuando la noche anterior has vivido los efectos de la luna llena, que llevas unas 3-4 horas de sueño solamente y que tus ojos reciben toda esta información. ¡Otra vez de viaje!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: