Archivos para julio, 2013

Barcelona ya no es mi ciudad

Posted in Fotos / Photos on julio 23, 2013 by marie

Hace un mes me fui a Barcelona a visitar a mis amigos. Dudaba entre ir a Berlin o en Barcelona pero como necesitaba sol elegí la opción 2… infelizmente durante estos 4 días el último fue el más lindo los demás me escondían el sol… yo que iba con falditas y todo el summer rollo…

Anyway estaba ahi, en mi querida Barcelona, visitando los amigos.

Como siempre de casa en casa y sin móvil de locutorio en locutorio… Logré gracias a una organización que sigue sorprendiendome a ver a todos por ahí por allá, en nuevas casas, con bebe en camino, por la playa, el Raval, Poble Sec, Sants… Logré incluso ir a la filmo, visitar la expo Meliés, la expo Pasolini (aunque es mala idea después una comida rica) y encontrarme con gente de casualidad… ¡que lujo!

Como siempre Barcelona me da materia para soñar pero por la primera vez (y esto que me había equivocado de estación de metro en enero…) sentí que ya no era mi ciudad, y que este hecho no me provocaba tristeza. De repente Barcelona me pareció demasiado grande, me sentía como atrapada… Como si sus edificios eran demasiado altos, sus calles demasiado largas, su gente demasiado numerosa… El capitulo “mi ciudad es Barcelona” de una forma se cerró.

Creo que se cerró con más facilidad al ver que todos mis amigos estaban felices. ¡ Que sentimiento mas bonito de volver a ver gente querida después de 6 meses y sentirla de lo más bien! Me dió una paz… Talvez al ver que nadie necesitaba mi “popelup mood” al cotidiano quizás me ayudó a decirme que “Ya fue…”.

Aunque un ya fue, nunca fue conmigo, un ya fue es un ya fue de momento, sigue ahi en el corazón! Pero si… ya fue vivir la vida loca es verdad, ya fue de no dormir, ya fue de buscarse en todas direcciones… en otro lado me encontré.

Así que volví a mi pequeña ciudad, feliz, despuès de haber compartido estos momentos lindos pensando ya en la proxima vez que iba a ver estas caritas que quiero tanto en Barcelona o Francia… deseando que todo sigue igual, que la felicidad no deje de acompañarnos y que ojala nos veamos muy pronto. Porque esto si, las ciudades dentro de nuestras vidas van y vienen y nosotros en las ciudades vamos y venimos, pero una cosa es segura: los amigos se quedan.