La belleza… de la risa

Hace mucho tiempo que no escribí en castellano, talvez no debería pero volví a leer esta frase “la belleza es tu cabeza” que tantas veces nos gustó encontrar en las paredes de Barcelona y esta noche agarré el teclado.

“Barcelona ya no es mi ciudad” eso fue el ultimó texto que escribí en este blog… ahora que leo esta frase, la veo un poco impertinente y provocadora…como si fuera algo que tenía que confirmarme a mi misma: chica ahora, la vida loca se acabó vas a acomodar donde estás y punto.

Entonces ¿qué? Belfort es mi cuidad?… no…

no tengo ciudad…

Además Barcelona no es una ciudad; es mucho más.

Es donde tus sueños vuelan, es donde tus más profundas preguntas y dudas las puedes compartir mirando el mar una cerveza al mano. Es el lugar donde encuentras amigos de verdad, de estos que siguen a tu lado aunque están lejos, de estos con quienes solo al hablar y compartir te dan esta sensación simple y sana de felicidad.

Pienso en Barcelona y me vuelven los olores, los colores, los sonidos, el sol con sus miles de perfiles, veo a la filmoteca y al mar, las caras de mis amigos y en el fondo el menú del día…joder como pequeños detalles te pueden quedar grabados en la mente.

Este texto no quiere ser melancolico, ya basta de llorar, yo quiero -la verdad pasarla bien- en esta vida. Reír, sonreír, y tener -si posible- ¡los ojos fritos!

El fin de semana pasada fui al festival de cortometrajes en Clermont-Ferrand. Vi muchos cortos y sentí una tremenda emoción a salir de una sala para volver a entrar en ella enseguida como una adicción a la pantalla grande. Que bueno es viajar quedando sentado… bueno me encanta viajar de verdad pero sentado en un sillón es bastante cómodo también!

Total, resulta que ví muchos cortos bastante tristes o dramáticos. Parece que es la tendencia o por lo menos la tendencia del festival. Hay cortos divertidos, pero son pocos y cuando están proyectados te hacen tan bien que joder les pones un 9/10 sin dudas!

Pucha… vaya tendencia…

Estuve genial estar allí pero joder se extrañaba un poco de risa… será una emoción que nos cuesta sacar? Es algo tan difícil de crear?

Es verdad que es difícil hacer una buena comedia, talvez resulta más fácil crear emociones basadas sobre un tema que ya por definición es triste. Es verdad tu vas a un café cuentas una historia triste, la gente tendrá pena; cuentas una historia divertida, no es seguro que se reyen. Tienes que estar seguro de tu chiste y tendrás que contarlo bien…

En Belfort, han pasado en poco tiempo una cantidad de historias locas y dramáticas: un estudiante se suicidio, un policial también, un tío asesinó a su ex, un psicólogo y un amigo suyo, un tío se abrió el brazo en el “pôle emploi” (oficina para buscar trabajo)…

¿Que historias divertidas han pasado? ¿Que podría contar que sea un chiste?

Hoy…

Hoy: pillaron un tío que tenía una bandera nazi en su sala de estar y se veía desde a fuera y comentaron que el tío que se abrió el brazo …se lo había anestesiado antes…

y cuando se añade el patético al trágico…

No sé que pensar, creo que no reyo tanto últimamente. No quiere decir que estoy triste o que todo sea dramatico.. pero no sé talvez… la tendencia.

Vuelvo a pensar “La belleza es tu cabeza” y las risas se acercan poc a poc…

como si esta frase gran descubrimiento internacional sería en 5 palabras el resumen de todo.

 Image

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: